Documento sin título
16/12/07 El BM Puertollano da un paso atrás en su cancha
BM PUERTOLLANO 28-34 LA CAÑADA


BM PUERTOLLANO: Kevin, Mendoza (6), Pinilla (3), Ismael (8), Román (3), Pablo Lozano (2) y Tilves (3); también jugaron: David, Mozos, Kiko Martí­n (1), Pedro Villa (1), Filgueiras (1) y Delfa.
LA CAÑADA: Gorriz (1), Cruz, Requena (12), Martí­nez (3), Aguilera (12), Pinilla (2) y Valverde (1); también jugaron: Collado, Bayo (3) y Balaguer.
 
ÁRBITROS: Bajo Morales y Benegas Garcí­a. Amonestaron a los locales Mozos y Pablo Lozano y excluyeron a Tilves, Filgueiras Kiko Martí­n y Mozos. Amonestaron por parte visitante a Cruz y excluyeron a Martí­nez.
 
PARCIALES: 1-4/4-4/6-8/7-10/13-13/15-15; 2ª parte: 17-17/20-20/23-24/24-28/26-30/28-34.



PASO ATRÁS DEL BM PUERTOLLANO

De paso atrás calificó tras el partido Jesús Rivilla el resultado de 28-34 ante La Cañada de Almerí­a. Paso atrás, ya que, de conseguir la victoria, los locales se hubiesen distanciado a cinco puntos. El encuentro tuvo un ritmo frenético y estaba claro que quien supiera dominar esa circunstancia del juego se llevarí­a el gato al agua. Así­ fue. La Cañada, con mayor acierto en sus lanzamientos a porterí­a y una defensa que no dejaba pensar a los negrillos, se fue haciendo poco a poco con el encuentro. Aunque bien es verdad que los locales, con marcadores adversos en el primer periodo, supieron empatar el choque hasta en tres ocasiones: 4-4, 13-13 y al descanso con un 15-15.

La Cañada consiguió su primera ventaja notable a los pocos minutos de juego -1-4 en el primer parcial-. Toque de atención para los de Rivilla, que consiguieron por mediación de Ismael y Mendoza empatar el choque. Serí­a mero espejismo, ya que los almerienses de nuevo se marcharí­an tras realizar un parcial de 0-2, tónica que duró hasta el final del primer periodo. Los andaluces arriba y los manchegos a remolque, aunque, como nota positiva, sabiendo empatar al descanso.

Tras la reanudación, intercambio de goles. Un inicio que dejaba la primera ventaja local, 16-15, conseguida por Pedro Villa. Ventaja que no duró más de dos minutos. A los andaluces no se les supo parar su ataque, fundamentado en Aguilera y Requena. Ellos fueron los verdugos para el BM Puertollano.

Las diferencias a favor de La Cañada no serí­an superiores a tres goles en los primeros quince minutos del segundo acto, situación que cambió significativamente a raí­z del minuto 16. Precipitación en ataque, malas posiciones de tiro, errores en los lanzamientos de penalti y la defensa que no daba con la solución para parar a los hombres de Francisco Tortosa. Situación que llevó a los visitantes a conseguir una diferencia de cuatro dianas, obligando a Rivilla a solicitar tiempo muerto. Tiempo muerto que no hizo el efecto deseado. La Cañada irí­a aumentado diferencias hasta llegar al marcador de 28-34.