Documento sin título
31/07/09 J.A.Navarro: "Lo de Dámaso ha sido un acto de cobardí­a"

Punto y final al esperpento vivido alrededor de la UD Puertollano en los últimos dos días. El 31 de julio del 2009 será más que recordado por lo que costó pagar a los jugadores para que retiraran la denuncia ante de la AFE y por el asunto “grupo empresarial” que ha sido la “comidilla” de toda una ciudad y que ha terminado en esperpento general.



Ya se conocía, gracias a una nota de prensa, que Dámaso Arcediano no se presentaría esta mañana en la sede del club a la hora fijada por el presidente. José Antonio Navarro, rodeado por la casi totalidad de la junta directiva, esperaba la llegada de todos los medios de comunicación para aprovechar la ocasión y dar una rueda de prensa. Tras esperar “cinco minutos de rigor” según apuntó, empezaba su monólogo.

SIN RODEOS

Un monólogo que empezó sin rodeos. Analizando punto por punto la nota de prensa emitida por Dámaso Arcediano destacando para empezar que “por fin el famoso grupo empresarial tiene nombre y apellidos, porque antes lo intuíamos, pero ahora ya sabemos quien andaba detrás de todo esto”.

Navarro no se arrugaba a la hora de reconocer que todo lo que ha ocurrido viene derivado de “una persecución hacia mi persona” “Tiene una ceguera total conmigo y ésta misma ceguera es la que le hizo quedarse con el Manchego y le ha llevado a cometer graves errores, sobre todo en las formas” explicaba el máximo mandatario azul que aprovechaba para explicar que “mal empezaba la nota de prensa cuando decía que yo imponía condiciones, algo que no es para nada cierto, las condiciones las impuso él cuando pedía mi dimisión”.

Según la nota emitida por Arcediano, la cita en la sede era “una encerrona”. Palabra que sorprendió a Navarro quien se defendía de la siguiente manera: “si para él estar delante de vosotros como testigo para depositar el dinero y presentar su proyecto es una encerrona, yo no creo que sea así. Yo os tengo mucho respeto y creo que él os lo debería tener también”

Uno de los puntos que más ha dolido a José Antonio Navarro es la petición al Ayuntamiento de la localidad de Arcediano para que actúe como mediador. Para Navarro, es de tener “poca vergüenza por meter al Ayuntamiento en más problemas de los que ya tiene. Es más, el Ayuntamiento no tiene nada que ver en las negociaciones que pudiera haber entre el club y esta persona” Y aprovechó Navarro para reconocer que “ayer a las dos y cuatro minutos me llamó una persona del Ayuntamiento para decirme que estaba allí Dámaso quien quería una reunión para negociar, y yo fui claro diciéndole al responsable del Ayuntamiento que ya no era hora de hablar, sino de dar el dinero” exponía Navarro ante la mirada de directivos y medios de comunicación.

OFRECIMIENTO A DÁMASO

Navarro muestra el FAX de la AFE donde expone que ya no hay deudasQuizá lo más sorprendente de toda esta historia, surrealista por otra parte, es que, según Navarro, “hace una semana, concretamente el día 21, hablé con Ceferino ante los rumores de ser una de las personas interesadas en ayudar al club, y me comentó las muchas llamadas y mensajes que había recibido de Arcediano, por lo que opté por darle la posibilidad de juntarnos para buscar una solución, quedándose encargado el propio Ceferino de concretar dicha reunión” explicaba Navarro quien añadía que “curiosamente al día siguiente a las nueve de la mañana me llamó Ceferino para decirme que había hablado con Dámaso y que no quería entrar en la operación”.

Aprovechó Navarro para mostrar su malestar al enterarse al finalizar la asamblea ordinaria de socios que “Dámaso estaba fuera del salón de actos y que utilizó a una tercera persona para hacer las preguntas, en lo que supone para mí una acto de cobardía” y matizaba que “cuando una persona tiene un buen proyecto, no se comporta como lo ha hecho él: viene aquí, me presenta el proyecto, yo me voy (porque estoy cansado) y ya está, aunque otra cosa es como reaccionarían los socios y habría que saber si éstos lo quieren como presidente” aprovechando Navarro ese momento de la rueda de prensa para aclarar que han sido muchos los socios que se han acercado a la sede y le han pedido que no dejara el club en manos de Arcediano y poniendo en duda que “él quiera trabajar por el club como lo he hecho yo durante estos seis años” repitiendo que lo ve más como un problema de animadversión hacia su persona por parte de Dámaso que una intención de trabajar por y para el club, al tiempo que se lamentaba de “ver como se han visto involucrados empresarios muy serios de esta ciudad que nada tienen que ver con el asunto”.

COMPORTAMIENTO BARRIOBAJERO

Como punto y final de la rueda de prensa, Navarro tachaba el comportamiento de Dámaso como “barriobajero, sin ningún tipo de proyecto” y sacaba su propia conclusión de toda esta historia como si de un pensamiento en voz alta se tratara: “él lo que quería era que se me acabara el plazo, que yo no pagara a los jugadores, que el club descendiera y así poder llegar él como salvador… Dámaso Arcediano, el rico que pone el dinero y salva el club”y después quitamos el monumento al doctor limón y le ponemos a él” finalizaba Navarro quien ya dejaba claro que desde ese momento no volvería a comentar nada más sobre el asunto “grupo empresarial” y mucho menos sobre la posible llegada de Dámaso Arcediano a la UD Puertollano que, visto lo visto, parece casi un imposible.