Documento sin título
24/07/09 Martín, nuevo defensa para la UD Puertollano

Se suceden los fichajes en la UD Puertollano. Si en la tarde de ayer se anunciaba la contratación del meta José Antonio, hoy la web oficial ha confirmado la contratación de un central, José Luís Martín Vaquero, conocido futbolísticamente como Martín.



El flamante fichaje azul juega en la demarcación de central izquierdo y procede del CD Guijuelo. Es un defensa joven (nació en 1988 en Madrid) y comenzó su carrera deportiva en el Rayo Majadahonda Juvenil, para posteriormente ser traspasado al San Fernando de Henares. Antes de recalar en el Guijuelo estuvo en las filas del Rayo Vallecano B.

Martín mide 1.87 y pesa 76 kilos. Es un central zurdo, de gran golpeo en largo y contundente en el juego aereo. Un nuevo sub-23 en las filas del Puerto.

Después de la espantada de Héctor Granado, el cuerpo técnico de la UDP, no ha tardado mucho tiempo en buscarle un sustituto y este no ha sido otro que el madrileño José Luís MARTÍN Vaquero, un jugador de 22 años que sobresale por ser muyMartín disputando un encuentro con  la camiseta del Rayo Vallecano corpulento, ya que ronda el 1,90 (1,87 para ser más exactos) y a pesar de contar con poco peso para su altura (76 Kg.), se puede decir que es un jugador fuerte y de buen porte físico.

Martín por su altura tiene gran facilidad en controlar el juego aéreo en ambas áreas, y es un buen rematador en jugadas a balón parado. En funciones defensivas destaca por ser rápido a la hora de acudir al corte, y saber cubrir los espacios dejados cuando suben los laterales. Además, cuando las circunstancias se lo imponen puede jugar de lateral izquierdo, aunque su falta de técnica le impide subir en demasía con el balón jugado, ya que se trata de un defensa contundente que no se complica lo más mínimo y tiende a quitarse el balón de encima cuando se ve presionado, por lo que le gusta realizar un fútbol directo dirigiendo balones a los atacantes, sin demasiadas florituras.

Su falta de técnica con el balón en los pies no le impide que sea un buen defensor y sabe sacar los balones a los delanteros contrarios con mucha limpieza, por lo que no suele ser un jugador muy tarjeteado.

SUS ORÍGENES

Martín se formó en la cantera del Rayo Majadahonda, donde despuntó en su etapa de juvenil como central serio y aguerrido, para posteriormente pasar a la plantilla del San Fernando de Henares (temporada 2006-07) equipo de la tercera división madrileña entrenado por Ricardo Marcos, donde logro realizar una campaña muy regular e incluso llegó a materializar dos tantos.

Su seriedad defensiva y su gran porte físico hicieron que se fijarán en él los técnicos del Rayo Vallecano, donde disputó una temporada en su equipo filial de la tercera división madrileña (temporada 2007-08), sin lugar a dudas que era uno de los fijos en las alineaciones del equipo, incluso con cambio de entrenador, era uno de los intocables de la plantilla ya que contó tanto para José María Martínez como para su sucesor en el cargo José Ramón Sandoval. Disputó prácticamente la totalidad de partidos y casi todos ellos completos, llegando incluso a participar en los partidos de la Copa Federación, sobre todo en los partidos decisivos, como la Final de la Fase Territorial ante el Real Madrid C.

Tras Rayo y Guijuelo, Martín llega a PuertollanoEn esta temporada también consiguió materializar algún gol, principalmente de cabeza como él que hizo en su primer partido oficial de liga ante el Puerta Bonita. En esta campaña coincidió con el guardameta Dani Hernández, el portero del Real Jaén que ha sido el Zamora del grupo IV de la 2ª B, la pasada temporada.

DE MADRID A GUIJUELO

A pesar de realizar un año muy serio y completo, José Luís decide abandonar la disciplina del Rayo, pues ve que no tiene progresión en el primer equipo de la entidad que milita en la 2ª A y decide seguir creciendo deportivamente pasando a jugar en el Guijuelo salmantino, equipo que milita en la 2ª B (temporada 2008-09).

Allí disputa 22 partidos de los cuales en 19 es titular, la verdad es que al principio de temporada le costó hacerse un sitio en la zaga chacinera, pero poco a poco fue entrando en el equipo y se hizo un sitio, principalmente, tomando mayor protagonismo en la segunda vuelta de la competición, ocupando el hueco que había dejado Lupidio, el lateral zurdo guijuelense.

En definitiva, Benigno Sánchez ya tiene bien copada esta posición del campo con tres centrales muy diferentes, (Pelegrina, Raúl Fernández, y Martín) pero de garantías contrastadas, que deberán disputarse el puesto domingo tras domingo y tratar de ponérselo difícil al mister a la hora de elegir cual es la mejor terna.

Desde Deportellano le damos la bienvenida a este gran jugador, por lo menos por su altura, del que esperamos que nos ofrezca grandes tardes de fútbol y ante todo que nos ofrezca seguridad y seriedad en la zaga.

Fotos: Web del Rayo Vallecano y del Guijuelo .