Documento sin título
04/02/09 La Sinrazón

LA SINRAZÓN

Una vez más la sinrazón se apodera de la Unión Deportiva Puertollano. Una vez más se hace patente que ser responsable, ser serio y trabajador no son cualidades valoradas por los que mandan el equipo minero. Una vez más todos los que queremos lo mejor a nuestro Puerto nos sentimos avergonzados por los actos injustos que se cometen contra los que menos se lo merecen y contra aquellos que lo dan todo por sus colores. Esta decisión ha sido adoptada a traición, por la espalda, sin dar la cara, con el apoyo de unos pocos (muy pocos y con intereses extradeportivos), y con la oposición de la mayoría.

Nadie entiende las razones dadas por la directiva para el cese del entrenador del Puerto en este momento. Nadie comprende que se cese a un entrenador que coloca al equipo en quinto lugar con aspiraciones de estar en liguilla de ascenso. Aunque pensándolo bien, no sé porque me sorprendo, si esto no es nuevo, esto ya ha sucedido recientemente en la historia de nuestro Puerto.

Ocurrió en tercera con Torreca y en segunda con De la Nieta. Y en ambas ocasiones el tiró salió por la culata. Con Jacobo Maestre vuelven a cometer el mismo error. Es cierto que en la época de Torreca o de De la Nieta, parte de la grada no estaba de acuerdo con los planteamientos de los entrenadores aunque los resultados les avalaran, pero en esta ocasión no existe presión social o nada parecido, la mayoría veía con agrado tener un entrenador joven, trabajador (no como cierto entrenador que tuvimos, el cual casi nos desciende y conseguimos la peor racha de la historia, pero como venía de fuera y tenía nombre) serio, comprometido (concepto nada valorado por nuestros directivos), y hasta barato y de Puertollano, ¡que atrevimiento!

Además, en ciertos momentos de la temporada hemos conseguido realizar un fútbol de calidad y vistoso, difícil en esta categoría, pero que encandiló a la afición. Es cierto, que el nivel desarrollado ahora no es el mismo de entonces, pero eso es normal; lo extraordinario para el equipo que tenemos es haber continuado con esos resultados a día de hoy. No obstante, el equipo está colocado en una situación de privilegio, que le da opciones a muchas cosas.

Jacobo sólo ha tenido en contra a un Director Deportivo que no lo quería (digo yo que le gustarán otras cualidades más monetarias o financieras), a algún sector del vestuario (en apoyo del director deportivo), y a parte de la directiva que al final sucumbe ante las supuestas razones dadas por los grandes pensadores del fútbol moderno (que lógicamente deben ser de fuera de Puertollano, porque los de aquí no tenemos la suficiente preparación y conocimientos para llegar a ese nivel).

Cada vez es más difícil sentirse representado por un club que realiza este tipo de acciones con tanta naturalidad e impunidad. Un club que trata así a las personas que trabajan honradamente por el beneficio del equipo no es un club digno de calificarse como “Grande”, sino todo lo contrario, yo lo calificaría de injusto e innoble.

En definitiva, deseamos suerte al entrenador que venga, que estudie bien donde se mete, y le aconsejo que si quiere permanecer en el cargo, se haga amigo del Director Deportivo, cobre un salario alto, muy alto, contrate por dos años mínimo, trabaje poco, no vaya a cansar a los futbolistas, sea gracioso con la prensa, adule a los responsables del club, no discrepe de los futbolistas que le trae el susodicho Director Deportivo, no haga caso a la cantera, y verá que poco importan los resultados.