Documento sin título
12/01/08 Derrota del CBP ante el Garsánchez Daigas

“VÍCTIMA DE SUS PROPIOS ERRORES”

El CB Puertollano se queda fuera de la Copa Presidente mas por deméritos suyos que por la superioridad del Daimiel



El CB Puertollano caía ante el Garsánchez Daigas Daimiel por 77-83 víctima de sus propios errores. De hecho, el conjunto de Muñiz perdió el partido porque se empeñó en marcharse a vestuarios antes de tiempo. Perdieron demasiado tiempo y concentración en protestar las decisiones de los colegiados (desagradable capítulo aparte para ellos) y eso le sacó del partido, mientras el conjunto visitante iba a lo suyo, utilizando la experiencia a su favor a pesar de que el conjunto puertollanero no es novato en estas lides (parece mentira a veces).

Decía que capítulo aparte para los colegiados porque la verdad es que dejan el nivel por los suelos. Mal, muy mal la pareja arbitral que se empeñó en ser protagonista de un partidazo donde solo Puertollano y Daimiel (benditos partidos) tenían que serlo porque el aliciente de ser el derbi provincial por excelencia, la opción de estar entre los cuatro primeros y por consecuencia jugar la Copa Presidente al finalizar con este partido la primera vuelta ya eran motivos suficientes para ver un buen partido en el que sobró la pareja arbitral. Me gustaría ser más comprensivo y menos duro con ellos, pero a veces su actuación, me lo ponen en bandeja.

LAS CLAVES

Y no fue precisamente esa la razón de la derrota del CB Puertollano. Para nada. El arbitraje fue malo, muy malo, pero el conjunto puertollanero perdió el partido por tres cuestiones fundamentales: la primera, porque en el encuentro se vieron superados en el aspecto reboteador, algo que ya conocían pero en lo que fueron superados por el Daimiel; segundo, por los fallos desde la línea de tiros libres y las malas transiciones en ataque que les llevó a lanzamientos demasiados precipitados que no tenían el fin deseado; y tercero, y mas triste de todo, es que volvieron a caer en la absurda dinámica de las protestas reiteradas que les lleva a perder puntos muy necesarios al final (de hecho, perdieron de seis puntos, justos los mismos que le costó las dos técnicas de Aguilar, que sumados a las de Carlos Tomás y Butler suman una serie de puntos evitables que habrían impedido la victoria del conjunto visitante). Mas claro: “el agua”. No hay que engañarse, las protestas le llevaron a las técnicas (rigurosas en algún caso y merecidas en otros); las técnicas le llevaron a la pérdida de nervios; la pérdida de nervios le llevaron a salirse del partido y como fin último: “la derrota”. Poca lectura más se puede hacer del encuentro.

La buena noticia (que todo hay que decirlo) era el regreso de Fran Romero mucho tiempo después de su grave lesión en la rodilla mientras que la mala (también hay que reseñarla) era ver como llevaría el equipo la baja de Marko, que era el complemento casi perfecto de Bretones en las labores de dirección. Al final, la buena fue buena y la mala, horrible.

EL PARTIDO

El encuentro sirvió para ver la mejor versión del CB Puertollano y la peor del Garsánchez Daigas en el primer cuarto. En los primeros minutos, los locales endosaban un 7-0 inicial que invitaba al optimismo, hasta que Honrado metía los primeros puntos para su equipo cuando se llevaban tres minutos de partido. Con el paso de los minutos el conjunto local llegaba a conseguir once puntos de ventaja que tan solo se vieron reducidos a pocos segundos del final del este primer cuarto cuando los puertollaneros bajan un poco el listón y los daimieleños se deciden meter en el partido. Al final de primer cuarto: 24-21. Butler estaba siendo la referencia del equipo local, y Coke quería el protagonismo en el segundo cuarto. Protagonismo que adquiría Aguilar al recibir dos técnicas por protestar que le supuso cuatro tiros libres anotados por el Daimiel y canasta en la siguiente posesión. Un parcial de 0-6 que metía de lleno en el partido a los jugadores de Bernardo Rodríguez. Pero los locales seguían por delante en el marcador con un buen entendimiento en ataque de la pareja Coke – Butler pero con una mala aportación en la parcela reboteadora. A 22 segundos para el descanso, el Garsánchez se logra poner por delante en el marcador por primera vez en lo que se llevaba de partido, llegando al fin del primer tiempo con 42-43 para los visitantes.

El tercer cuarto fue el de máxima igualdad en el marcador, con continuas alternativas que hacían el partido tenso, vistoso y emocionante el máximo. Butler era castigado con su cuarta falta personal (ésta falta incomprensible porque solo la vio el colegiado Beamud Molina) lo cual fue una losa demasiado pesada para los locales que veían como se marchaba al banquillo uno de sus mejores hombres. Para colmo de males, Carlos Tomás le recriminaba al colegiado que no le “advirtiera” al visitante Arévalo que no tocara el balón después de una canasta y el resultado fue de una nueva técnica para los locales. Lucio Lozano toma el timón en ataque pero la precipitación en los lanzamientos condenó al CB Puertollano que perdía el parcial por 18-19 (en el global 60-62).

El último cuarto empezaba con un triple de Fran Romero contrarrestado por un triple mas tiro adicional de López. El intercambio de canastas favorecía a un Daimiel que mantenía la cabeza fría dentro de la pista, y que le sirvió para llevarse la victoria. Por el contrario, el CB Puertollano se mostraba desquiciado y sin ideas. Lo que le acabó de rematar fue la quinta falta personal de Butler y una técnica al poste industrial por protestar la decisión colegial. Fue la puntilla para los chicos entrenados por Jesús Muñiz. Los visitantes se marcharon con siete puntos de ventaja que supieron rentabilizar al máximo. Al final, tímida reacción de los locales, rebotes que se escapan y mala selección de tiro que llevaba a la derrota del CB Puertollano 77-83.

MERECIDA DERROTA

Al final, justa derrota del CB Puertollano que tendrá que aprender de encuentros como el de hoy. A veces, (en la mayoría de los casos) se aprende mucho mas de las derrotas que de las victorias, y sobre todo si la derrota se produce por méritos propios y si las consecuencias son quedarse fuera de la Copa Presidente (todavía no saben los puertollaneros lo que es jugarla) y perder ante el rival por excelencia en esta Primera División Nacional. A reflexionar. Los árbitros se equivocan, y mucho últimamente, pero no se puede perder los nervios de esa manera porque la consecuencia última es la derrota ya que el que mas perjudicado queda es el equipo.




77 - CB PUERTOLLANO: Aguilar (8), Coke (19), Carlos Tomás (5), Bretones (6) y Butler (16). También jugaron: Cruz, Romero (9) y Lucio (14) y Mora

83 – GARSÁNCHEZ DAIGAS DAIMIEL: Arévalo (22), López (6), Caballero (26), López de la Nieta (6) y Honrado (6). También jugaron: Nacho (14) y Blázquez (6)

ARBITROS: Moraga Trujillo y Beamud Molina. Eliminados Aguilar y Butler por el CB Puertollano y Honrado y López por el Garsánchez Daigas Daimiel

PARCIALES: 24-21; 18-22 (42-43 al descanso); 18-19 y 17-21 (77-83 al final)