Logo desde la grada
TRES PUNTOS MENOS PARA LA SALVACIÓN

Volvió la liga. Volvió la emoción. Volvieron los goles a nuestras tardes de domingo. Volvió nuestro carrusel, … de milagro (Gracias Antonio). Volvió la incertidumbre del resultado. Volvieron los puntos en juego. Volvieron las cábalas. Volvieron los nervios. Volvieron los viajes. Volvió el estar pendiente de los resultados de los demás equipos… En definitiva volvió el fútbol.
 
Después de un verano algo movidito (bajas, altas, cesiones, culebrones, nuevo mister), la UD. Puertollano del debutante Jacobo Maestre, se presentaba en Melilla para alzar el telón de un campeonato de liga que se presenta, cuanto menos, interesante.
 
Prueba de fuego para un equipo que ha dejado algunas dudas en pretemporada, pero que también ha demostrado a ratos que es capaz de dar guerra. El resultado no ha podido ser más positivo. Victoria por 1-2, con un Encinas que parece recuperado para la causa (me alegro por ti, porque falta te hacía), con un Tariq que ha recuperado el olfato de gol en el momento preciso, o sea cuando los goles valen puntos que llevarte a la boca, y con un Calleja que salvó el empate cuando el partido ya agonizaba (la portería está claro que está bien cubierta tanto con Calleja como con Ruiz Caba). Prueba superada. Conget y Andrés Ramos (amigo, te propuse el Viernes firmar el empate) tendrán que esperar al menos una vuelta completa más. Suerte de todas formas a partir de ahora.
 
Hace un par de años, en Vallecas, los azules vencían en el estreno de su vuelta a Segunda B al Rayo Vallecano por 1-3. ¡¡Esto para empezar!! titulamos aquel día. La cosa empezó bien y al cabo de 38 jornadas no terminó del todo mal. El año pasado, el estreno fue en casa ante otro gallito, el Granada. Empate a dos fue el resultado y ¡¡ Se escaparon vivos!!, nuestro titular. En mi memoria ya no quedan resquicios del final de esa nefasta temporada.
Hoy comenzamos un nuevo curso con otra victoria, esta vez en Melilla, un campo del que será difícil sacar puntos, seguro. ¡¡ Arranque de lujo!! hemos titulado en portada, pero me remito al titular de esta columna, la primera de la temporada 2008/09 “Tres puntos menos para la salvación”. Quizás parezca un poco pronto para titular así, pero es la única forma de hacer ver a la afición de Puertollano que el objetivo que se ha marcado el equipo es, de momento, la salvación matemática para la que se necesitarán en torno a los 45 puntos. Los de Jacobo ya tienen que conseguir 3 menos.
 
La moraleja de este sencillo cuento es bien fácil: tener los pies en el suelo, ir partido a partido (como les gusta decir a los jugadores) y no echar las campanas al vuelo. Aquí la afición es muy dada a la ilusión, de ahí el apodo de Ilusión Azul, y lo entiendo. Entiendo que después del año pasado cualquier rayo de luz haga renacer de nuevo la vida en el seno de una afición disgustada, pero como dice el dicho “despacito y con buena letra”.
 
Disfruten de la victoria y recuerden que esto no ha hecho nada más que empezar. Eso si, no ha podido empezar mejor.

Fotos: Antonio Gallardo (Mini Peña Familiar) No me cansaré de daros las gracias.

El aficionado de la semana